elvacioqueteensucia:

—Ellos saben quién eres. —Fue lo primero que dijo cuando abrí la puerta de mi casa después de que estuvo tocando desesperadamente. Eran las 4 de la mañana y me había despertado de un sueño profundo. Yamileth pasó antes de que la invitara a entrar, cerró la puerta y miró por la ventana moviendo…

elvacioqueteensucia:

La esperé en el patio de la iglesia escuchando la interminable y aburrida misa y los cantos melancólicos, sentado entre los sembradíos uniformes de agave y piedra roja. Dos horas después los feligreses iniciaron la marcha de regreso a sus casas saliendo como una manada de becerros pasivos y…

elvacioqueteensucia:

Yamileth era la clase de chica que se ofendía con las miradas lascivas que sus compañeros le arrojaban cuando la veían pasar. Con sus nalgas apretadas y redondas bajo la tela embarrada de la falda provocaba que más de uno se terminara masturbando en el baño de la escuela cuando la veían…

elvacioqueteensucia:

Mientras espero sentado en el sótano de aquella iglesia, viendo caer partículas de polvo y papel ensangrentado, rodeado por cuerpos sin vida, escucho las sirenas rugir y pasos apresurados y llenos de confusión.

Un megáfono ronco da una orden: “Sal con las manos en alto”. Emerjo de la profunda…